El regreso del joven principe de Alejandro Roemmers

El Principito está de vuelta ¡y en la Argentina! Leé la entrevista a Alejandro Roemmers.

Publicado por Leonardo Schiano --- foto Rodrigo Néspolo


En un homenaje al escritor Antonie de Saint-Exupéry, el empresario argentino Alejandro Roemmers trae  de regreso al Principito con la aprobación  de los herederos  del aviador francés.

Tal como él mismo se define, Alejandro Roemmers no encaja dentro del típico modelo de escritor. Este empresario de 50 años, de más de 1,80 metro, y de una amplia sonrisa que deja ver sus dientes blancos, no suele ir a las librerías ni a las bibliotecas —sólo lee los libros que le mandan por cortesía—, es licenciado en Administración de Empresas, anda en autos deportivos a más de 300 kilómetros por hora, es fanático del golf, del esquí y de otros deportes de riesgo, y de vez en cuando vuela en helicóptero, entre otras actividades. Pero eso no es todo. Su actividad laboral refuerza aún más la dis-tancia que existe entre él y un tradicional narrador: es uno de los dueños del laboratorio Roemmers.
Así y todo, este poeta logró algo que muchos escritores —y no escritores, por cierto— anhelan durante toda su vida: escribir una obra sobre un personaje que fue, es y será trascendental para millones de personas en el mundo. Es que con el libro El regreso del joven príncipe, Roemmers hace revivir a El Principito en una nueva historia que trata del encuentro de un hombre solo que recorre las rutas patagónicas y halla al costado del camino a un adolescente desvalido, casi muerto de hambre, que resulta ser El Principito, de regreso en la Tierra. El joven sube al auto y, durante el viaje, ambos entablan un diálogo sencillo pero profundo que trata de desnudar los grandes interrogantes de la existencia.
Es cierto que muchos autores han escrito sobre personajes de la literatura universal; lo sorprendente es que el libro de Roemmers tiene la “bendición” de la Fundación Saint-Exupéry, dueña de los derechos de reproducción de El Principito.

Nunca antes los herederos del escritor y aviador francés habían realizado una movida de este estilo. De hecho, como norma general, la fundación no aprueba ningún tipo de texto que trate de El Principito. Y sin embargo, en esta caso sí lo hizo, e incluso Frédéric D’Agay, sobrino nieto de Saint-Exupéry y presidente de la fundación, prologó la obra del autor argentino.


Quería hacerle un homenaje a Anotnie de Saint-Exupéry, y qué mejor que cumplir con un deseo suyo: que retorne El Principito.


“Este Principito no es más que el mismo Saint-Exupéry. Es su alma de niño que creció sin volverse jamás realmente adulta, viviendo en el cielo y las estrellas en busca de la tierra de los hombres, responsables y únicos. Al partir, nos legó un tesoro y nos pidió con vehemencia en la última frase del libro: ‘No me dejéis tan triste. Escribidme enseguida, decidme que El Principito ha vuelto...’”, refiere D’Agay en un pasaje del prefacio. Sesenta y cinco años después, Roemmers le cumplió el deseo al aviador francés.

P: ¿Por qué decidió escribir una nueva historia del Principito?
R: Yo quería hacerle un homenaje a su autor, Antonie de Saint-Exupéry, y qué mejor que cumplir con un deseo suyo. Desde que leí El Principito, cuando tenía unos diez años, me sentí muy identificado con sus valores y me impactó de una manera tal como ningún otro libro lo había hecho hasta ese momento. Estaba conmocionado, pero a la vez un poco triste. El tema de su partida —al final de la historia— me dio mucha pena, me dejó un sabor amargo. Quería que la historia continuara. Recuerdo que en aquel entonces sentí que yo tenía que lograr la vuelta del Principito de alguna forma para darle un final feliz a la historia: incluso pensé en escribirle a Saint-Exupéry para pedirle que lo hiciera, pero luego no hice nada. Quedó todo en la intención. Unos años después, siendo adolescente, volví a leer el libro y regresó esa misma sensación de tristeza.

P: En la presentación de la novela, usted comentó que en su adolescencia y juventud se había dado cuenta de que no estaba viviendo la vida tal como quería vivirla. ¿Qué era lo que le pasaba?
R: Más o menos a los 18 años, me di cuenta de que realmente no estaba disfrutando de la vida. No solo porque no hacía las cosas que yo quería sino porque era una persona muy racional (con el tiempo observé que para ser feliz hay que lograr un equilibrio entre la emoción, el sentimiento y la razón). Me faltaba vivir con más sentimiento. Buscaba el sentido de mi vida como un objetivo, como un lugar adonde ir, pero en realidad la felicidad se encontraba en vivir cada momento, en disfrutar el camino hacia la meta. Por otro lado, me afectó el desa-rraigo que sufrí en mi juventud. Yo siempre tuve muchos amigos y le adjudiqué un gran valor a la amistad. Pero cuando terminé la primaria me cambiaron de colegio: tuve que volver a integrarme a un nuevo grupo en la secundaria; a los tres años, me fui a vivir a España, y de nuevo lo mismo. Al poco tiempo de comenzar la universidad, donde ya tenía un grupo, volví a la Argentina. Con esa vida nómada era complicado mantener un núcleo de amigos y siempre tenía que integrarme. Así se me hacía difícil vivir la vida que yo anhelaba. Por último, cuando estaba en España, yo solía andar en moto por las sierras y sin darme cuenta estaba meditando, no pensaba en nada, solo miraba las montañas en silencio durante varias horas. Me hacía bien. Cuando volví a Buenos Aires dejé de hacerlo y, sin notarlo, dejé de meditar. Eso me hacía sentir melancólico, triste, pero por suerte lo superé de a poco yendo a un campo, en Córdoba.

P: ¿Allí fue donde escribió El regreso del joven príncipe?
R: Sí. Recuerdo que fue en julio de 1999. Lo escribí de un tirón en solo nueve días. Tomé una lapicera, un bloc de hojas y me fui para Córdoba. Solo paraba para comer y dar alguna que otra vuelta por el campo.

P: ¿No es muy poco tiempo?
R: Puede ser. Pero me salió así. En esa etapa —ya tenía unos 40 años— me sentía pleno. Me acuerdo que a los 18 comencé a leer libros de superación personal, de Filosofía, para tratar de estar mejor, para entender por qué a veces no me sentía bien. Y me llevó más de diez años superar esa tristeza, aunque también me di cuenta de que no es tan fácil lograr y mantener esa plenitud. Por eso quise publicar el libro.

P: ¿Pensó a este relato como una continuación de El Principito?
R: No. Siempre lo pensé como un homenaje al Principito y a su autor. Creo que es un complemento espiritual que prolonga, amplifica y le da actualidad al mismo mensaje, con un lenguaje universal, tal como el que utiliza la obra original de Saint-Exupéry. Diría que es una segunda etapa, más que una continuación.

P: ¿Y qué mensaje quiere transmitir?
R: Siempre traté de vivir acorde con los valores que se sostienen en El Principito, aunque no fue fácil, y en esa novela tampoco hay pautas de cómo vivirlos. El protagonista dice lo que es bueno, aquello malo en lo que uno no debe caer, pero creo que faltan más indicios. Este libro quizás es la guía que yo hubiera necesitado leer en mi adolescencia.

P: Hizo volver a El Principito en 1999, pero recién ahora lo edita de forma
masiva.
R: Cuando escribí el libro no hubo interés de parte de la Fundación Saint-Exupéry en darle su aprobación. Ellos tienen como norma no aceptar ninguna continuación de la historia original. En aquel momento, me dio lástima ya que el libro transmitía buenos valores. De todas maneras, edité unos 6.000 ejemplares y se los regalé a mis amigos y a varias escuelas. Me alentó un poco la opinión de todos cuando me comentaron que el texto les servía.

P: Lo habrá desilusionado la respuesta de la fundación...
R: Mirando la situación en retrospectiva, que es cuando muchas cosas toman sentido, lo entiendo. Incluso, en aquel momento no tenía el tiempo necesario para dedicarle al libro. Todo se da cuando se tiene que dar y en la forma en que se tiene que dar. Lo difícil es saber darse cuenta: hay que elegir cuándo luchar para cambiar las circunstancias y cuándo hay que aceptarlas y esperar un nuevo momento. Es una intuición. Y eso pasa todo el tiempo, tanto con las situaciones cotidianas como con las importantes. La vida te da señales y hay que estar atento a ellas.

P: ¿Qué cambió para obtener la aceptación de la Fundación Saint-Exupéry?
R: Hace un tiempo, en la Villa Ocampo, se realizó una muestra de los viajes que Saint-Exupéry hizo por la Patagonia cuando trabajaba para Aeroposta Argentina. A fin de organizarla, Frédéric D’Agay visitó varias veces el país para recopilar información —también para escribir un libro al respecto— y pudo observar que incluso muchos habitantes de los pueblos donde el escritor paraba piensan que él era argentino. A través de esas visitas, D’Agay escuchó anécdotas, testimonios, descubrió cartas y fotos de Saint-Exupéry que desconocía, y se dio cuenta de cuánto el autor había estado influenciado por la Patagonia. Es más, en el prólogo dice que Saint-Exupéry pudo haberse inspirado en la geografía argentina que miraba desde el cielo para escribir El Principito. Durante la exposición tuve la oportunidad de darle mi libro. Cuando lo leyó, aparentemente le gustó porque a los pocos meses me llamó, desde Francia, y me propuso hacer el prólogo.


No era feliz. Buscaba el sentido de mi vida como un objetivo, pero en realidad la felicidad se encuentra en disfrutar el camino hacia una meta. 


P: Ahí tocó el cielo con las manos…
R: Realmente me sentí muy contento. Cuando volví a leer mi relato para editarlo me llamó la atención algo en lo que no había reparado antes y fue que el personaje trata de sorprender al lector con el prejuicio. ¡Qué curioso que yo escribí esto así!, pensé y quizás era un reflejo de lo que me ha pasado en mi vida.

P: ¿Cómo piensa que este libro puede llegar a los adolescentes que están tan alejados de la lectura?
R: A todos nos atraen las historias. Creo que cuando uno lee el libro de El regreso del joven príncipe es como que se vuelve “mejor persona”; te da ganas de abrazar a alguien, querés compartir la historia, de leerle un fragmento a quien quiera escucharte. Quizá llegue por ese lado.

P: Hoy día, para muchos la amistad dejó de ser un valor, o bien ya no es muy respetada: ¿piensa que hay un camino para volver a hacerla vigente , así como a otros valores presentes en la historia?
R: Sí, creo que hay un camino pero es fundamental buscarlo y encontrarlo. De lo contrario, el progreso no nos va a llevar a ninguna parte. Toda la revolución tecnológica y comunicacional tiene que estar acompañada por una revolución espiritual porque sino seguramente nos vamos a comunicar pero no habrá experiencias que nos enriquezcan. Hoy se busca que las cosas sean rápidas y somos una sociedad que premia solo el buen resultado. Pero yo me resisto a eso: sí hay que tratar de tener buenos resultados pero no de cualquier manera ni a cualquier precio. Creo que importa la forma como se hacen las cosas, no solo es importante llegar.

P: ¿Esto habla un poco del concepto que se menciona en el libro: “la única manera de cambiar el mundo es cambiar uno mismo”?
R: Como concepto no es original mío, sino que surge de la cultura oriental. Tal vez la mejor forma de cambiar el mundo es cambiar uno mismo, pero yo me jugué a cambiarla y decir que es la única forma. Si uno no cambia, no cambia nada. Mientras no haya nada que se modifique dentro de nosotros, no hay forma de que cambie el mundo. Creo que venimos al mundo para ser felices —no para sufrir—, y tenemos que lograr que todos lo sean. Pero esa felicidad debe ser profunda, tiene que surgir de saber que uno está evolucionando, que está haciendo algo por el prójimo.


¿Leiste El Principito? ¿Qué te acordas de él? Participá del sorteo dejando una historia que este relacionada con tu niñez.


Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

42 COMENTARIOS

pepiro comentó hace 10 meses

Buenaa


takataka comentó hace 1 año

Linda


patrimn comentó hace 1 año

hermosa nota me encanto!!


chufita comentó hace 2 años

reebok


Pahchuli comentó hace 2 años

Muy buena!


joseluis13 comentó hace 2 años

mira vos que bien


ferramian comentó hace 2 años

Muy sabio el Principito


natylehmann comentó hace 2 años

Adoro el libro del principito es de hecho mi preferido, una clara muestra de que a medida que crecemos nos olvidamos de ser niños !!! Hermoso libro


cerula comentó hace 3 años

muy buen libro


Laury_bel comentó hace 3 años

Si he leido el principito, recuerdo que conoció a una flor y penso que era la única pero luego se dió cuenta de que habia muchas flores parecidas a ella!!


negralinda comentó hace 4 años

aun no lo leo!! pero dicen que es hermoso


princesitanieta comentó hace 4 años

Amo al Principito!! muy buen articulo.-


normitat comentó hace 4 años

muy buen articulo


prisila comentó hace 5 años

exelente nota!!!!


florposada comentó hace 5 años

Uno de mis libros de cabecera, no me canso de leerlo..siempre a mano en mi mesa de luz. muy linda la nota!


katrix comentó hace 5 años

hermoso relato,soy fan del principitoooo


gracimer comentó hace 5 años

Que lindo reportaje!!! gracias..


alida comentó hace 5 años

Leí El principito, me gustó la parte del zorro"domesticar es crear lazos" "los ritos son necesarios, si me dices que vendrás a las cuatro comenzaré a ser feliz desde las tres"


alejandraamad comentó hace 5 años

Mi lectura preferida


Medith comentó hace 5 años

Muy buena nota !


martu110 comentó hace 5 años

Muy buena nota!!!


TEATLAS comentó hace 5 años

Espero que esta nota pueda ser leida por Alejandro. Yo queria comentarle la utilidad de su libro. En la clase de memoria que hemos hecho el año pasado, la Licenciada Silvina Isabettini nos trajo su libro, que hemos leido y debatido e Por lo cual la hemos pasado muy bien, nos ha gustado mucho y la Lic. hizo un resumen del mismo, nos gustaria enviar dicho resumen con apreciaciones personales a su casilla de correo para conocer sus comentarios. Soy una participante de la clase de Memoria mi nombre es Teresa. Desde ya muchas gracias por darnos la oportunidad de tan agradable lectura y nos encantaria contactarlo por lo antes dicho... Saludos Teresa


katrix comentó hace 5 años

divino


gloriagd comentó hace 5 años

Me gusto mucho


Kasselam comentó hace 5 años

Este nuevo libro deja mucho que desear. Uno espera tener como protagonísta al principito pero su partcipación es mínima. Una completa desilusión el libro.


roxane comentó hace 5 años

CADA TANTO,LO VUELVO A RELEER


roxane comentó hace 5 años

hace años lei El Principito,y me emociono mucho,ahora comprare este,y ver en que se asemeja


MaRi09 comentó hace 5 años

Lei el libro y esta muy bueno, se los recomiendo a todos !!!


Meli221 comentó hace 5 años

QUE BUENA NOTA!


jamesdean comentó hace 6 años

Este artículo lo relaciono mucho con mi vida en la niñez y juventud, siempre trataba de salir donde estaba por que queria ser alguien y luego de mucho meditar y luchar conseguí muchas cosas anheladas, es un excelente artículo, y quisiera que me dijeran donde puedo conseguir el libro


SERFRA comentó hace 6 años

Cuando comence a leer el articulo, pense que como se trataba de un empresario de trayectoria reconocida es que le permitian continuar con El Principito , pero cuando conclui la lectura, me senti identificada con el autor. Nunca imagine que este empresario haya tenido esas vivencias. El articulo esta muy bueno. Adelante. Me gustaria obtener un ejemplar y si es autobiografiado por Alex mejor.


mangrullo comentó hace 6 años

me resulta muy extraño poder disfrutar nuevamente de un libro que fue muy inspirador para mi , cuanta veces recorriendo los caminos desee poder ver al principito y pedirle su compañia , o alzar la vista al cielo intentando ver el avion de ese frances loco que deambulaba por argentina , pero nunca pudo ser, ahora esto se aproxima a ello, es un volver a sentir la presencia de ese gran personaje el principito, lo estoy esperando para que ahora cuide y emosione a mi hijo , muchas gracias , sera hasta siempre y en compañia . Mango loco .-


adrivuillermet comentó hace 6 años

excelente la nota. me gustaria conseguir unos cuantos ejemplares para mis niños (mis principitos adolescentes) para que disfruten de una buena lectura; Soy docente de una escuela rural. Espero recibir informacion de donde adquirirlo ya que estamos muy alejado de una gran ciudad.gracias


MARIOANGEL46 comentó hace 6 años

ME ALEGRO QUE SEAS FELIZ ALEJANDRO POR HABER REALIZADO TU SUEÑO,NADA MAS Y NADA MENOS QUE DE EL PRINCIPITO,DISFRUTA DE ESTA REALIZACION,.MARIO ANGEL KALAS


MARIOANGEL46 comentó hace 6 años

MIS ESTIMADOS AMIGOS DE SELECCIONES,POR INTERMEDIO DE MI HIJA,SUBCRIPTA A ESTA PRESTIGIOSA REVISTA,LEEI,EL ARTICULO ,EL PRINCIPE REGRESA,RELATADO,POR MI QUERIDO SEÑOR ALEJANDRO ROEMERS,NO PUEDO EXOLICARLES LA EMOCION QUE ME CAUSO,TENGO MUCHAS NOSTALGIA DE LA FAMILIA ROEMERS,,POR INTERMEDIO DE UDES,AGRADECERIA,ME PONGAN EN CONTACTO CON ALEJANDRO,SOY DE UNA FLIA TRADICIONAL DE SANTA ROSA DE CALAMUCHITA,ADELANTE SELECCIONES.


MFDP comentó hace 6 años

Los felicito por la entrevista, es excelente. Es muy interesante conocer qué inspiró a este empresario a escribir, de la manera que lo hizo, la "segunda etapa" de un libro que nos ha marcado y transmitido valores fundamentales como lección de vida en algún momento de nuestras vidas. Espero de corazón que sea leído por la mayoría de la gente. Merece realmente ser destacado en todos los medios.


mariauruguay comentó hace 6 años

Me parecio muy buena la entrevista. Me gustaria leer el libro e intercambiar ideas con el autor. Su entrevista fue muy impactante. Yo hacia unos dias habia estado leyendo el principito porque es una de las obras que mas me ha impactado por la sabiduria y los valores vertidos en ella. Segun lo expresado por Roemmers su libro es ideal para adolescentes y justamente yo tengo un jovencito que esta en esa edad de que estan en contra de todo. Lo felicito a Rommers por su tenasidad en continuar tratando de que se lo aprobaran en la Fundacion .


Melamzelaya comentó hace 6 años

Me encantó la entrevista. Me siento identificada con el sr. Roemmers, porque tengo apenas 19 años y me siento de la misma manera como él dice que estaba en su juventud: tengo una vida planeada meticulosamente, la llevo de maravillas pero no me siento feliz, plena. tengo mis metas a alcanzar y me dí cuenta que no disfruto el camino; busco constantemente lecturas que me ayuden a salir adelante y disfrutar un poco más. Estoy ansiosa por leer el libro, y me siento como el adolescente al que describe en la entrevista (quien al leerlo quiera compartir su lectura con alguien más), haciendo una lista de candidatos con quien compartir este librito.


alexisxp comentó hace 6 años

La verdad es la primer nota que leí de la Edición de Marzo de Selecciones, y me pareció muy reflexivas las palabras del entrevistado Alejandro Roemmers, autor de la segunda etapa como dice llamarle el mismo a esta obra dedicada al clásico de "El Principito" de Saint-Exupéry. Particularmente y por transcurrir algunos años no recuerdo cada fragmento de aquel tan bello libro que en épocas de primaria fue lectura obligatoria aquí en Henderson, un pequeño de tantos pueblos de la Pcia. de Bs. As. Pero si atesoro las enseñanzas para la vida que al culminar el texto nos deja como regalo de lectura. Mis felicitaciones al autor de "El Regreso del Joven Príncipe".-


Mingus66 comentó hace 6 años

A tmb me gustó mucho la entrevista, me pareció interesante, incluso la historia de cómo tuvo q ocurrir en el momento justo, para q sea publicado.


yulay comentó hace 6 años

me encanta que escriban cosas que nos enseñen a "caminar" por esta vida, es muy bueno e interesante que ayudemos a los mas jovenes a unirse a la lectura. El principe regresa eso es muy bueno.


silgordon comentó hace 6 años

Me parecio muy interesante la entrevista. Me dieron ganas de leer el libro. El Principito lo lei por primera vez cuando tenia 7 años y hace poco lo volvi a hacer, es un libro que no pasa de moda, como todo lo que esta bien escrito y que te ayuda a refleccionar sobre la vida. Espero leer pronto este nuevo libro y poder compartir las enseñanzas que me deje la lectura.


Palabras Relacionadas

desafios entrevistas