Consejos para el mantenimiento de los neumáticos

Todo lo que debe saber sobre el mantenimiento de los neumáticos y qué hacer si sufre una pinchadura.

Publicado por aSelecciones.com


Es verdad que las normas de seguridad en relación con los neumáticos de los autos mejoran día a día y la tecnología aplicada a la calidad de los mismos contribuye en menos cantidad de perforaciones durante el manejo, pero así y todo, las pinchaduras son la segunda causa de pedido de auxilio mecánico.

Está llegando el verano y muchos se preparan para salir a la ruta. Es momento ideal entonces de chequear el estado de las cubiertas del auto.

Tenga en cuenta lo siguiente:

1. Los neumáticos deben tener el dibujo bien definido y una profundidad de rayado superior a 1,6 mm (puede chequearse introduciendo una moneda). Considere que si una cubierta carece de “dibujo” podría ver perjudicada su capacidad de agarre.

2. No deben presentar marcas visibles, ni cortes. Fíjese si hay clavos, piedras o cualquier otra cosa que pudiera perforar la cubierta.

3. La presión de los neumáticos debe ser chequeada, de acuerdo con lo recomendado por el fabricante. Controle esa presión antes de arrancar, ya que los neumáticos tibios o calientes pueden arrojar lecturas erróneas.

4. Verifique si hay marcas de desgaste en las cuatro ruedas. El desgaste irregular de los neumáticos podría ser un indicio de fallas en los sistemas de frenos o de suspensión.

5. Revise también la cubierta de auxilio, no siempre es prioridad pero puede salvarle la vida.

¿Qué hacer si sufro una pinchadura?

Neumáticos delanteros dañados

  • Evite frenar. Si se perfora un neumático delantero, el auto se arrastrará pesadamente del lado dañado. Encienda las luces de advertencia de peligro y no cambie la marcha, a menos que su vehículo tenga tracción trasera, en cuyo caso la compresión del motor ayudará a disminuir la velocidad. De ser posible, evite frenar. El objetivo es dejar que el auto pierda velocidad naturalmente.
  • Contrarreste la fuerza. Para aminorar la marcha, saque el pie del acelerador y del embrague y gire el volante lentamente para neutralizar la fuerza. Si usa el freno, hágalo muy suavemente.
  • Deténgase a un lado. Cuando haya aminorado la marcha lo suficiente, encienda la luz de giro y dirija el coche hacia la banquina y pare allí. Intente detenerse sobre una superficie dura y no blanda, ya que necesitará una base firme para cambiar la rueda.

Neumáticos traseros dañados 

  • Frene lentamente. Si un neumático trasero se perfora, la parte posterior del auto puede deslizarse de un lado al otro. El auto se moverá en zigzag, en especial a velocidades superiores a 80 km/h. Si frena con fuerza, podría perder el control del vehículo. Aminore la velocidad al reducir la marcha para vehículos de tracción delantera, siempre y cuando pueda controlar el volante con una mano.
  • Sostenga el volante con firmeza. Siga mirando hacia adelante y sostenga el volante para mantenerse en línea recta. Si tiene que frenar, prepárese para contrarrestar un deslizamiento en la parte trasera.
  • Aminore la marcha suavemente. El objetivo es bajar la marcha con la mayor suavidad posible y detenerse no bien sea seguro hacerlo. Cambio de neumáticos de emergencia n Apague el motor. Active el freno de mano, ponga la primera marcha. Retire cualquier equipaje pesado que haya, así como el neumático de repuesto.
  • Afloje las tuercas del neumático. Retire el cubo, de ser necesario, y afloje las tuercas del neumático media vuelta antes de intentar utilizar el gato.
  • Use el gato. Utilice el punto de elevación más cercano al neumático que desea cambiar. Por lo general, este punto se encuentra justo detrás de la rueda delantera o justo delante de la rueda trasera. Una vez que el gato esté en su lugar, gírelo o bombéelo.
  • Quite la rueda. Retire todas las tuercas por completo, deje la tuerca superior en último lugar y controle que no se pierda ninguna. Saque el neumático desinflado.
  • Coloque la rueda. Coloque la rueda de repuesto. Vuelva a poner las tuercas y ajústelas con la mano. Trabaje con pares opuestos al mismo tiempo para que el neumático quede posicionado uniformemente. Ajuste las tuercas en sentido horario con la llave de cruz. Baje el vehículo con el gato y ajuste bien las tuercas. Coloque el cubo, si tiene uno. Controle que las tuercas tengan el par de torsión correcto en un taller mecánico lo antes posible.

Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios. Sé el primero

Palabras Relacionadas

auto vacaciones