Secretos que su cuerpo está tratando de revelarle

Aquí le dice lo que necesita para que goce de una mejor salud, se alimente y duerma bien, lo alivie del dolor y tenga una larga vida. 

Publicado por Teresa Dumain


TOMAR CONCIENCIA DE SUS FORMIDABLES PODERES MENTALES

Soy capaz de visualizarme saciado de comida. Si se dispone a tomar un batido de leche y le parece que es muy alto en grasas y calorías, los niveles de ghrelina —la hormona que regula el apetito— descenderán mucho y lo dejarán con una mayor sensación de saciedad que si optara por una bebida más saludable, incluso si ambas aportaran la misma cantidad de calorías, según demostró un estudio publicado recientemente en la revista Health Psychology.

 

Puede aumentar mi masa cerebral a través de la meditación. Imágenes de resonancia magnética muestran que el hipocampo —la parte del cerebro que se encarga del aprendizaje y la memoria— se hace más denso con solo un par de meses de practicar la meditación profunda. Además, la densidad de las células cerebrales disminuye en la amígdala, la parte que regula el miedo, la ansiedad y el estrés. Esos cambios físicos del cerebro alteran su estado de ánimo.

 

Puede elevar mi temperatura corporal. Un grupo de monjas tibetanas es capaz de aumentar su temperatura corporal interna a unos 37,7 °C en condiciones de temperatura ambiental bajo cero con solo practicar un tipo de meditación llamado g-tummo. Se trata de un grupo poco común, es cierto, pero unos investigadores enseñaron a sujetos occidentales una técnica similar y observaron que lograban elevar su temperatura corporal. La respiración que usaban producía termogénesis, un proceso de generación de calor que podría mejorar el rendimiento de las personas en entornos helados.

 

Puede añadir años a su vida. Si mantiene una actitud positiva respecto al envejecimiento y se siente constantemente útil y feliz, lo más probable es que viva unos siete años adicionales, indican estudios realizados por la Universidad Yale.

 

PIÉNSELO DOS VECES ANTES DE...

Tomar gaseosas dietéticas. Si bebe una lata al día o más, podría terminar con tres veces más grasa abdominal que si no lo hiciera. Investigadores de Texas realizaron un estudio para demostrarlo: los sujetos que tomaron gaseosas sin azúcar a diario aumentaron unos ocho centímetros de cintura en nueve años; los que no bebieron ninguna aumentaron solo dos centímetros, y los bebedores ocasionales, 4,5 centímetros. Elegir una bebida dietética en vez de una regular para ingerir menos calorías puede resultar contraproducente. Un estudio mostró que quienes lo hacían terminaban consumiendo más alimentos —y calorías— a lo largo del día. Por favor, tome solo agua mineral.

 

Agachar la cabeza para ver el teléfono. ¿Colgaría a su cuello cuatro bolas de bowling? Antes de decir que es una pregunta tonta, considere esto: el peso combinado de esas bolas —unos 27 kilos— equivale a la fuerza que ejerce al inclinar la cabeza hacia delante en un ángulo de 60 grados para enviar un mensaje de texto desde su smartphone. Y hace eso ¡hasta cuatro horas al día! Por amor a sus vértebras cervicales y su integridad, procure mantener el teléfono a la altura de sus ojos.

 

Ponerse un suéter tan pronto como sienta frío. Aguante un poco. Unos investigadores descubrieron que cuando tiembla de frío se activan ciertas hormonas que convierten el tejido adiposo blanco, que almacena energía, en tejido pardo, que quema calorías. Temblar por espacio de 10 o 15 minutos tiene un efecto hormonal equivalente a realizar un ejercicio moderado durante una hora.

 

Saltarse el estiramiento antes de hacer ejercicio. Se esfuerza por hacer ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento con regularidad, lo cual está bien, pero sus articulaciones necesitan estirarse también, sobre todo a medida que envejece. El tejido conjuntivo que forma y da soporte a los ligamentos y los tendones se vuelve más rígido y quebradizo con la edad, lo que implica una disminución de la flexibilidad y el rango de movimientos. Yoga y pilates son dos buenas opciones para estirar los músculos y las articulaciones, pero incluso los ejercicios de estiramiento sencillos y controlados de entre 10 y 30 segundos de duración pueden ayudar a que conserve el movimiento más fácilmente.

 

“Olvidar” contarle a su médico sobre los problemas de memoria. Solo uno de cada cuatro adultos mayores de 44 años reconoce tener problemas de memoria. Si empieza a olvidar cosas, es muy importante que se lo diga al médico. A veces un fármaco o una combinación de fármacos provoca confusión o me vuelve olvidadizo. La ansiedad y la depresión también pueden tener ese efecto, al igual que una tiroides lenta o una deficiencia de vitamina B12. Estas condiciones son completamente tratables. Y si acaso sus lagunas de memoria están relacionadas con la demencia senil, un diagnóstico temprano resulta decisivo, ya que ofrece al cerebro una mejor oportunidad de beneficiarse con el tratamiento.

 

OJALÁ PUDIERA EXPLICAR...

Por qué las personas saludables pueden llegar a contraer cáncer. Tal vez conozca a alguien que seguía todas las “reglas” —usaba filtro solar, comía verduras, no fumaba— y aun así contrajo cáncer. Me gustaría tener una buena explicación de esto, pero lo cierto es que alrededor de dos tercios de la variación en el riesgo de cáncer obedece a mutaciones genéticas al azar que favorecen el crecimiento de tumores. En esencia, se trata de mala suerte. Sin embargo, eso no lo exime en absoluto de seguir las reglas. Aunque algunos factores de riesgo podrían estar fuera de su control, muchos otros dependen de usted.

 

Cómo funcionan los placebos. Tomar una píldora de azúcar puede afectar el ritmo cardíaco, alterar la actividad cerebral, aliviar la depresión y reducir los síntomas de Parkinson; es decir, producir respuestas fisiológicas reales a un tratamiento esencialmente falso. Un análisis de 84 ensayos clínicos de medicamentos para el dolor crónico reveló que el efecto placebo es cada vez más fuerte. En 2013, pacientes que recibieron placebos experimentaron una disminución de 30 por ciento en sus niveles de dolor, en promedio, en comparación con alrededor de 5 por ciento en 1990. Los científicos intentan averiguar por qué una persona responde bien a un placebo, pero un amigo de esa persona no, qué ocurre exactamente en el cuerpo y en el cerebro de las personas cuando toman un placebo, y las mejores formas de aprovechar el poder de los placebos.

 

Cómo mis vísceras afectan mi estado de ánimo. Albergo hasta 100 billones de microbios, la mayoría de ellos en los intestinos. Las bacterias “buenas” me ayudan a asimilar los alimentos; las “malas” me hacen producir gases y aumentan la inflamación. Los desequilibrios en las bacterias intestinales tienen relación con muchas enfermedades. El vínculo menos claro es el existente entre esas bacterias y el cerebro. Una hipótesis plantea que las bacterias intestinales producen serotonina y dopamina —hormonas que regulan el estado de ánimo—, u otras sustancias que influyen en la ansiedad y la depresión. Otra posibilidad es que los microbios activan el nervio vago, la principal vía de comunicación entre los intestinos y el cerebro. Los científicos están estudiando a fondo esas bacterias en la actualidad, así que manténgase informado.

 

LO QUE SÍ PUEDO EXPLICAR ES POR QUÉ...

Apague la radio del auto cuando se extravía. El cerebro tiene un número limitado de recursos cognitivos; a decir verdad, no está diseñado para procesar muchas cosas a la vez. En un recorrido por una ruta familiar, puedo escuchar radio y al mismo tiempo prestar atención al camino, pero si necesito leer los señalamientos viales o encontrar un domicilio, la música se vuelve una distracción.

 

Entrecerrar los ojos me ayuda a ver con más claridad. Como cambian un poco de forma al entrecerrarlos, la luz que alcanza a entrar se concentra en la retina, y eso me ayuda a enfocar mejor.

 

Charlar con un extraño me alegra. Conversar con otra persona, aunque sea unos minutos, como el empleado que prepara el café de la mañana o un compañero de asiento en el tren de regreso a casa, lo hace sentir que usted es parte del mundo y mejora su estado de ánimo.

 

Balanceo los brazos cuando camino. Sus brazos son como péndulos que se balancean de manera natural mientras se mueve. Así gasta menos energía cuando va a algún sitio a pie. Si intenta mantenerlos inmóviles mientras camina, consumirá un 12 por ciento más de energía.

 

LO QUE EL COLOR DE SUS OJOS PODRÍA REVELAR

Si tiene ojos oscuros:

  • Menor riesgo de contraer degeneración macular.
  • Menor riesgo de cáncer de piel.
  • Que inspira más confianza.

 

Si tiene los ojos claros (azules o verdes):

  • Que es más competitivo.
  • Menor riesgo de padecer vitíligo, una enfermedad autoinmune de la piel que se caracteriza por la presencia de zonas sin pigmentación.
  • Mayor propensión a ingerir alcohol.

 

HÁBITOS QUE SERÍA BUENO ADOPTAR

Leer libros de verdad. Es decir, libros reales impresos en papel. Los científicos han observado que a las personas que usan dispositivos electrónicos de lectura les cuesta mucho más trabajo recordar detalles de lo que leen, en comparación con quienes leen materiales impresos. Acciones como sostener el libro con las manos, pasar las páginas y tocar el papel pueden contribuir a una mejor reconstrucción mental de lo leído. Por otro lado, la exposición a la brillante luz azul de la pantalla de un dispositivo electrónico de lectura antes de dormir hace que le resulte más difícil conciliar el sueño y obtener un descanso reparador.

 

Cubrirse la boca al estornudar. Seguramente le enseñaron a hacer esto cuando era pequeño. Sin embargo, según un estudio de observación, una de cada cuatro personas no se tapa la boca al toser o estornudar delante de otras. Eso no es todo: menos de cinco por ciento de las personas usa pañuelos o tose o estornuda en la parte interna del codo, como recomiendan los expertos en salud. Y lo último: está comprobado que un estornudo humano promedio expulsa una nube de gérmenes a alta velocidad que puede contaminar una habitación entera en pocos minutos. ¿Quedó claro?

 

Salir a dar paseos en un parque. Vivir en zonas urbanas al parecer pone a las personas en mayor riesgo de padecer trastornos del estado de ánimo, en comparación con quienes viven en el campo. El contacto con la naturaleza puede tener un efecto sedante en la corteza prefrontal de mi cerebro, la cual se activa cuando está rumiando cosas negativas y tiene relación con algunos trastornos mentales. Los estudios muestran que, si va a caminar a algún parque tranquilo y lleno de árboles frondosos, tendrá menos pensamientos negativos.

 

Practicar la carrera en intervalos. El entrenamiento de intervalos de alto impacto es una buena manera de quemar grasa. Consiste en alternar extenuantes carreras a toda velocidad con períodos de recuperación a un ritmo menos intenso. Investigadores daneses probaron una fórmula llamada 30-20-10 con un grupo de corredores recreativos. Aunque disminuyeron a la mitad su tiempo total de entrenamiento, en tan solo siete semanas los sujetos redujeron su presión arterial y niveles de colesterol, así como el tiempo en que corrían cinco kilómetros. Inténtelo: 30 segundos de trote ligero, 20 segundos de carrera a un ritmo moderado y luego 10 segundos de aceleración total para completar un minuto.

 

Tocarse la frente para quitarse un antojo. ¿Parece extraño? Lo es. Sin embargo, los investigadores probaron algunas técnicas de 30 segundos para detener la compulsión de comer. Tocarse la frente dio el mejor resultado con los participantes obesos de un estudio: redujo sus antojos y los alejó de sus alimentos favoritos. La próxima vez que un pastelito sea una tentación, un dedo en la frente podrá aplacar el antojo.

 

Colores para reducir el estrés. Actualmente hay una enorme variedad de libros para colorear con ilustraciones Haga tres intervalos de cinco minutos (con un descanso de dos minutos entre cada uno), y hará una excelente sesión de ejercicio cardiovascular en 19 minutos.

 

Escribir despacio. Esto puede mejorar sus habilidades de escritura. Unos investigadores hicieron que dos grupos de sujetos redactaran un texto en una computadora, unos con una mano y otros con ambas, y observaron que los que teclearon con una sola mano hicieron gala de un vocabulario más amplio y expresivo, en comparación con los que teclearon a dos manos. La explicación es que escribir despacio me permite elegir bien las palabras que quiero usar y expresarme con más elocuencia. Cuando los dedos vuelan sobre el teclado, ofrezco solo la primera palabra que me viene a la mente.

 

¡ATENCIÓN A ESTAS EXPERIENCIAS!

Primera menstruación: es la señal de convertirse en una mujer, o eso suelen decir las mamás y las abuelas. Investigadores británicos añaden que la edad a la que se tiene la primera menstruación puede indicar el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Un estudio de 1,2 millones de mujeres de mediana edad reveló que las que tuvieron su primer ciclo menstrual a los 13 años corrían el riesgo más bajo de contraer cardiopatías; las que tenían 10 años o menos y las que tenían 17 años o más corrían mayor riesgo. La edad de la primera menstruación parece ser indicativa de la salud metabólica general, así como de la propensión a la diabetes y a tener una masa ósea baja.

 

Primera lesión de rodilla: podría aumentar el riesgo de padecer artritis postraumática. Y no necesita ser muy grave: un menisco desgarrado o un ligamento roto, efectos comunes de las caídas, puede dejar inestable mi rodilla y provocar un desgaste más rápido. El daño no siempre conduce a la osteoartritis (la edad, peso y genes son otros factores), pero una articulación lesionada es unas siete veces más vulnerable que una sana.

 

Último cigarrillo fumado: apenas cinco años después del día en que dejaste de fumar, mi riesgo de contraer cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad. Gracias.

 

Primera fractura: que lo atienda un médico, y si tiene 50 años o más, pida que le tomen una densitometría ósea. Cerca del 80 por ciento de las personas no solicitan esto, y es un error. La osteoporosis podría ser la causa de un hueso roto, especialmente si la lesión no fue resultado de un golpe, como un choque de autos. Si la masa ósea es baja, le convendrá saberlo ahora a fin de tomar medidas para retrasar su avance.

 

ESTOS CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN MEJORAN LA SALUD GENERAL

Usar bien el yogur. La materia acuosa que flota sobre la sólida es el suero, y está llena de proteínas, calcio (que fortalece los huesos), vitamina D y probióticos (que protegen los intestinos). Cuando la tira sin ingerirla se priva de esos nutrientes.

 

Hornee las papas. Ya sea en el horno de la cocina o en el microondas, las papas retienen así la mayor parte de sus nutrientes. Si las pela y las cuece en agua, pierden toda la fibra de la piel y casi dos tercios de la vitamina C.

 

Deje reposar el ajo picado. Cuando el diente se pica o muele, se libera una enzima llamada alinasa que ayuda a la formación de compuestos que combaten enfermedades. Deje reposar el ajo entre 10 y 15 minutos. Cocinar los trozos de ajo demasiado pronto puede desactivar la enzima.

 

Aderece las espinacas con limón. Esas hojas de color verde oscuro son una rica fuente de hierro, pero para que se pueda absorber ese mineral de las plantas con mayor facilidad, las espinacas tienen que estar acompañadas de vitamina C, de la cual el limón está repleto.

Dejá tu comentario

Usuarios registrados Ingresar Conectar con Facebook

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

COMENTARIOS

Aún no hay comentarios. Sé el primero

Palabras Relacionadas

belleza bienestar cuerpo humano salud