El estrés: ¿Lo está haciendo engordar?

Claves para que el intenso ritmo de la vida diaria no sea una causa de estrés.

  • El estrés: ¿Lo está haciendo engordar?

Foto 1 de 1


Por Michael F. Roizen y Mehmet C. Oz --- Foto: Dreamstime

Nuestros ancestros comían para sobrevivir; comían porque tenían hambre, o tal vez para celebrar una victoria contra una tribu rival. ¿Y nosotros? Comemos cuando tenemos hambre, claro, pero también en reuniones sociales, cuando estamos tensos, aburridos, deprimidos, frustrados, de mal humor porque perdió nuestro equipo, muy ocupados o sin nada que hacer.

El estrés podría ser la principal causa del problema. Muchos de nosotros tenemos altos niveles de estrés crónico, ya sea por el trabajo, por problemas sentimentales o por una lista de obligaciones más larga que el cuello de una jirafa.

Nuestros cuerpos responden al estrés igual que los de nuestros ances-tros: generando en el cerebro químicos de “luchar o huir” que causan una acumulación de calorías y almacenamiento de grasas. Pero como nosotros tenemos abundante comida a nuestra disposición —ellos no la tenían—, ampliamos continuamente nuestra unidad de almacenaje.

Así es como el ciclo de la grasa se sale de control: cuando usted padece estrés crónico, su cuerpo aumenta la producción de cortisol e insulina y su apetito se incrementa, igual que sus deseos de sumergirse en un consumo “hedonista” de golosinas y grasas muy calóricas. Como resultado, almacena más grasa, que después se bombea hacia el hígado junto con químicos inflamatorios. Se crea entonces resistencia a la insulina, por lo que el páncreas debe secretar una mayor cantidad. Y eso hace que usted se sienta más hambriento que un lobo con bozal, perpetuando el ciclo de comer en exceso debido al estrés. ¿Qué le parece?

Cuando trata de combatir el estrés con comida, activa el centro de recompensa de su cerebro, pero cuando el bienestar inicial desaparece, recurre otra vez a aquello que lo relajó y lo hizo sentir bien: la comida. Las emociones como el estrés y la ansiedad hacen que sea muy difícil, en materia neuroquímica, controlar su apetito.

Es por eso que la idea de que comer en exceso se debe sobre todo al hambre extrema es un mito. También lo es que los antojos dependen de nuestras papilas gustativas y que, si nos esforzamos, podemos resistir las tentaciones. Lo que sucede en su cabeza juega un papel esencial en lo que ocurre tras su cinturón. Comprender cómo gobiernan sus emociones el apetito lo ayudará a resistir los antojos o incluso a no sentirlos.

Su meta: mantener estable su nivel de hormonas del bienestar. Así, generará un estado de satisfacción sin subidas ni bajadas hormonales que lo lleven a buscar alimentos buenos para su cerebro pero malos para su cintura. Los siguientes consejos lo ayudarán a lograrlo:

Haga que la comida trabaje para usted

Cada alimento tiene un efecto distinto en su estómago, su sangre y su cerebro. Estos son algunos que podrían controlar su apetito y los químicos cerebrales que lo afectan.

El pollo contiene triptófano, una sustancia que incrementa la serotonina, mejorando su estado de ánimo y combatiendo la depresión. También lo ayuda a resistir el antojo de carbohidratos simples.

El pescado y las nueces son ricos en ácidos grasos omega 3, reconocidos estimulantes cerebrales y reductores del colesterol. También se ha demostrado que en las mujeres embarazadas ayudan con la depresión, que puede llevarlas a comer en exceso. En general, no consumimos muchos ácidos grasos omega 3; ingerir alimentos que los contengan podría mejorar nuestro estado anímico y alejarnos de las facturas.

El té verde tiene catequinas que, al parecer, inhiben la descomposición de las grasas, así como la producción de una sustancia inflamatoria que puede provocar hambre. Según un estudio, beber tres tazas de té verde por día ayuda a reducir el peso corporal y la circunferencia de la cintura en casi un cinco por ciento en tres meses. Además, el té acelera el metabolismo. Eso sí, no le agregue azúcar.

Duerma para estar delgado

Cuando su cuerpo no duerme las siete o nueve horas que necesita cada noche para recuperarse, busca otras formas de compensar que el cerebro no secrete las cantidades normales de serotonina y dopamina, los químicos del bienestar. ¿Cómo lo hace?: con antojos de alimentos azucarados que liberan esos químicos de inmediato.

La falta de sueño desequilibra todo su organismo y, con los años, puede afectarlo aún más. Conforme envejece, la glándula pineal, situada en el cerebro, produce una menor cantidad de la hormona del sueño, la melatonina, lo que resulta en antojos de carbohidratos. Así que duerma lo suficiente: puede ayudarlo a mantenerse delgado.

Elija y repita

Tal vez sea cierto que en la variedad está el gusto, pero la variedad también lleva a excesos. Cuando una comida incluye muchas opciones, es común olvidar los buenos hábitos alimenticios. Si asiste a una cena en la que el menú parece una guía telefónica, no le será fácil resistirse.

Una solución: elimine las opciones al menos en una comida por día. Elija la que suele ingerir más apurado y automatícela. Para la mayoría de la gente, es el almuerzo. Piense en uno saludable que le guste mucho (ensalada con pollo asado y aceite de oliva, por ejemplo, o un sándwich de pavita y pan integral) y cómalo todos los días.

Sí, todos los días. Las investigaciones muestran que limitar la variedad de alimentos y sabores ayuda a controlar el peso. Suena raro, pero es verdad.
Lo que pasa es que cuando ingiere comidas de sabores variados, necesita cada vez más calorías para llenarse. Recuerde las cenas de fin de año: come muchas cosas distintas, se llena a reventar y aún le queda lugar para el pan dulce. Cuando la comida es muy variada (la mexicana y la hindú son buenos ejemplos), comemos más para satisfacer nuestras papilas gustativas.

Nadie quiere comer siempre lo mismo, pero si lo convierte en un hábito por lo menos en una de sus comidas, tendrá menos tentaciones y no pensará tanto en su estómago. De hecho, con frecuencia les sugerimos a nuestros pacientes que ingieran dos comidas iguales por día. Es una forma de automatizar su cerebro, algo que después se reflejará en sus hábitos.

Encuentre sustitutos que lo satisfagan

Si todos fuéramos capaces de tomar decisiones sensatas, la multimillonaria industria de las dietas sería innecesaria. Comer puede ser un acto emocional, y es adictivo. La persona promedio sabe que las donas son como bombas para la salud. Pero si pasamos frente a una mesa con una docena de ellas, engullimos tres antes de dar 20 pasos.

Los expertos afirman que quienes viven con mayor estrés suelen subir más de peso que los demás. Así que su problema es doble.

¿Las excepciones?: los millonarios estresados, como los actores y los altos ejecutivos, que pueden pagar nutricionistas, chefs y entrenadores perso-nales. Pero usted no necesita nada de eso. Y no tiene que morirse de hambre ni privarse de lo que le gusta. Tenga a la mano alimentos saludables para contingencias (yogur, un puñado de nueces, fruta y verduras cortadas) y vacíe su hogar de golosinas peligrosas.

Póngase en marcha

Camine como mínimo 30 minutos por día —divididos, si es necesario, en tres segmentos de 10 minutos— y después cuénteselo a alguien (sí, todos los días, sin excusas). Hágalo no sólo por los efectos físicos sino también por los efectos psicológicos positivos, como el aumento de la autoestima. Caminar 30 minutos es fácil, factible y sostenible, y un primer paso para salir del tornado y retomar las riendas de su vida.

Viva el contacto

La interacción positiva con otras personas lo beneficia tanto a nivel físico como emocional. (Recuerde la charla al final de su caminata.) Se sabe que el incremento de oxitocina (conocida como la “hormona del afecto”) puede reducir la presión arterial y los efectos del estrés, lo que eleva los niveles de una sustancia que ayuda a controlar el apetito. Según algunos estudios, es posible aumentar los niveles de oxitocina incrementando la interacción social y el contacto físico. Un masaje podría ayudarlo.

Vea la verdad al desnudo

Mírese en un espejo de cuerpo entero, sin ropa y sin meter la panza. Para la mayoría de nosotros, este ejercicio es tan incómodo como un viaje en tren en hora pico. Tenemos que entender que nuestro peso debe ser saludable, no como el de las modelos de las revistas ni el de los boxeadores peso pluma.

Debemos sentirnos cómodos con el hecho de que no todas las mujeres son tan livianas como un barrilete, ni todos los hombres tan atléticos como David Beckham.
Después de mirarse al espejo, dibuje su contorno, tanto de perfil como de frente. Pídale a su pareja o a un amigo cercano que mire los dibujos y le diga honestamente si es más o menos así como el aspecto de su cuerpo. Quizá sea la primera vez que tenga que hablar de eso. Le hará bien.

Piérdase en su mente

Cuando tenga urgencia de comer, siéntese y reflexione sobre su vida y sobre lo que lo está empujando a tomar un tenedor. ¿Alimentaría con esa comida a un amigo o familiar? Algunas personas dicen que meditar o rezar las ayuda a frenar sus impulsos subconscientes.

Sienta los sabores

Si va a comer algo que no es saludable, disfrútelo. Saboréelo. Paséelo por su boca. Le sugerimos que pruebe una barrita de chocolate amargo con 70 por ciento de cacao y que medite; así aliviará sanamente el estrés y se recompensará con algo dulce.

Es una forma sencilla pero efectiva de sentirse bien sin derrumbarse ni comer cualquier cosa que encuentre. Cada cierto tiempo puede permitirse pecar un poco.


ESTUDIE SU HAMBRE

Hay quienes comen por simple y llana hambre, pero otros devoran las golosinas que compran en el kiosco por motivos emocionales. No siempre es fácil ver la diferencia. Para lograrlo, registre su nivel de hambre a través del día. Responda a lo que le pide su estómago y no a lo que lo está estresando (hijos fuera de control), a sus emociones (su pareja está llegando tarde otra vez) o a sus hábitos. Este proceso lo ayudará a sentir realmente su hambre, para que sea su estómago, y no sus emociones, el que dicte sus hábitos. Lo mejor sería comer sanamente y tener el tanque entre 3/4 y lleno, siempre satisfecho.

¿Cuánta hambre tiene?

  • Tanque vacío = Hambriento. Siente como si no hubiera comido desde la secundaria.
  • 1/2 tanque = Estómago distraído. No está desesperado, pero piensa en un enorme y jugoso bife.
  • 3/4 de tanque = Satisfecho, sin hambre. Puede pasar un buen rato sin comida. Acaba de comer algunas nueces y tomó un trago antes de la cena.
  • Tanque lleno = Cómodo. Así se siente luego de una comida saludable de tamaño promedio.
  • Sobrecargado nivel R = Repleto. Podría (y debería) haber comido una porción de pizza menos.
  • Sobrecargado nivel SR = Súper repleto. Emite un gemido audible.
  • Sobrecargado nivel PB = Pierdebotones/explosión. Es la típica comilona de fin de año. Se siente mal e incluso insulta el relleno que preparó su tía.

 



  

Dejá tus comentarios

Usuarios registrados: Ingresar

Conectar con Facebook
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.


  • evaines

    Entre Ríos

    Muy linda nota

    24/01/2013 15:06


  • mela88

    Entre Ríos

    Super interesante y ameno el artículo

    18/01/2013 23:16


  • joseluis13

    Buenos Aires

    Durante mucho tiempo se tuvo el convencimiento de que el estrés producía adelgazamientos bruscos y dificultaba el aumento de peso. Sin embargo, investigaciones recientes llegaron a la conclusión de que el estrés crónico es una de las causas del sobrepeso y la obesidad.

    ¿Entonces podemos pensar que los conceptos anteriores que lo vinculaban con la pérdida de peso eran erróneos? La respuesta es que, aunque resulte contradictorio, el estrés puede llevar a perder peso y también a aumentarlo de acuerdo a su tipo.

    El estrés que lleva a la pérdida de peso es aquel que surge repentinamente como consecuencia de situaciones que nos desbordan física y emocionalmente produciendo fuertes tensiones, por ejemplo, nerviosismo, angustia, rabia o preocupación.
    El que origina aumento de peso es el estrés crónico, es decir, aquel que se mantiene durante largo tiempo y que no ha podido ser controlado.

    Investigaciones del instituto Garvan de Australia concluyeron que, ante las tensiones sostenidas, el cerebro segrega un neuropéptido (Y2) que se encuentra en los adipocitos (células de grasa) produciendo un aumento de su tamaño y una multiplicación de las mismas, lo cual aumenta la cantidad de tejido graso en el organismo.

    10/12/2012 13:55


  • irene_012

    Santa Fe

    se dice q hay q vivir para comer y no comer para vivir,,por eso la alimentacion sana es lo mejor,,muchas frutas,,verduras,,legumbres,,y algo de ejrcicio tambien

    26/10/2012 20:50


  • natylehmann

    Santa Fe

    Excelente nota!!!!

    22/10/2012 17:24


  • ferramian

    Buenos Aires

    Está buena la nota, pero hay que leerla varias veces para entenderla y a mí me da stress, jajaja!

    20/09/2012 16:45


  • Analuce

    Buenos Aires

    TENGO QUE PENSAR EN MIS CONDUCTAS ALIMENTICIAS, EN QUE FORMA LAS REALIZO Y CAMBIAR ACTITUDES.-

    15/07/2012 00:26


  • Monica1959

    Córdoba

    Excelentes consejos

    11/07/2012 16:16


  • CLAL

    Buenos Aires

    Es un artículo muy interesante, intentaré observar con mayor atención mi conducta alimenticia, como así también los hábitos en general y seguir estos saludables consejos.

    25/12/2011 23:38


  • nonita1948

    Buenos Aires

    muy buenos se los voy a comentar a mi hijo

    14/12/2011 12:58


  • gabytcu14

    Córdoba

    muy bueno...voy a seguir varios de sus consejos..lo recomiendo

    13/11/2011 18:38


  • starthemachine

    Buenos Aires

    Excelente y de mucha ayuda lo de la escala de hambre.

    18/09/2011 19:22


  • Laury_bel

    Buenisimos consejos a seguir...

    01/09/2011 20:16


  • normitat

    Córdoba

    muy buen articulo

    20/08/2010 21:53


  • inao5

    Santiago del Estero

    el stres me quita elhambre,no se porque,pero a mi me hace al reves de lo que dice loa nota,,,si se me da por comer cosas dulces en invierno y no puedo decir que no jajajaj

    17/08/2010 13:42


  • 18111811

    Buenos Aires

    Excelente nota.

    06/06/2010 00:59


  • gisela24

    Buenos Aires

    con el stres no me ppasa eso si me pasa cuando estoy triste o no tengo ganas de nada. y cuando veo la comida o las cosas dulces, me dan ganas de comerlas toda y lo hago. de vez en cuando me pasa. gracias por la nota

    21/05/2010 01:13


  • Marujader

    Capital Federal

    El stress a mi me causa lo contrario, ando el día sin hambre pero igual engordo.

    16/04/2010 12:52


  • sandrabordon

    Buenos Aires

    tendremos que aprender a bajar un cambio, pero ¿como? a mi generacion nos cueta un peru!!

    11/04/2010 21:15


  • Medith

    Córdoba

    muy buena nota

    06/04/2010 11:58


  • MaRi09

    Jujuy

    Muy buen articulo !!
    Me gusto !!

    14/03/2010 23:45


  • nonita1948

    Buenos Aires

    Lamentablemente el stres me ha ocasionado una serie de trastornos en el organismo

    18/02/2010 12:01


  • 18111811

    Buenos Aires

    El stress ocasiona muchas cosas en nuestro organismo. Hay que tener mucho cuidado.

    16/02/2010 23:30


  • Asangona

    Buenos Aires

    Muy simpática la nota en cuanto a no sólo su contenido que de por sí es muy interesante máxime hoy en día sino por la forma de exponerla.

    Felicitaciones RD !!!!!

    12/02/2010 21:29


  • chupete

    Buenos Aires

    la verdad que son excelentes las notas sobre obesidad,sobrepeso,ronquido,y stress gracias¡¡¡¡

    07/02/2010 19:51


  • eaguell

    Córdoba

    excelente, gracias por la informacion

    04/02/2010 21:49


  • VILGLA

    Entre Ríos

    OTRA VES UNA NOTA QUE NOS HACEPENSAR Y ORDENAR NUESTRA CABEZA.......

    HACERSE UNA UATOEVALUACION....

    03/02/2010 16:20


  • AnaCla

    Entre Ríos

    Muy buena nota, muchos de nosotros deberíamos estudiar nuestro hambre

    02/02/2010 09:29


  • gloriagd

    Córdoba

    muy interesante!

    30/01/2010 20:50


  • roxane

    Buenos Aires

    interesante la nota,esta muy buena

    29/01/2010 22:45


  • martu110

    La Pampa

    Muy buena nota!!

    28/01/2010 11:00


  • Saladino

    Buenos Aires

    No sólo es una excelente nota sino que es como una caricia de comprensión. Siento que mi cuerpo no responde ni a la comida saludable ni a mis caminatas ya que no bajo un gramo. Claro está que mi estrés es crónico por el ritmo de vida que debo llevar. Esto me hace pensar y me da ganas de volver a intentar "bajar una cambio"

    28/01/2010 09:42


  • anabe1957

    Buenos Aires

    Excelente para tomar conciencia de por qué comemos para tapar angustias y depresiones. me siento identificada con laura1210. Pero, laura, permitime decirte desde mi triste experiencia (parecida a la tuya) que debes pedir ayuda, y sobre todo no creas que tenes que sonreir siempre. los demas deben saber que podes dejar de hacerlo

    26/01/2010 17:39


  • prisila

    Buenos Aires

    hermoso articulo!!!

    22/01/2010 22:41


  • Cari_BB

    Jujuy

    Excelente articulo !!

    22/01/2010 12:38


  • LAURA1210

    Santa Fe

    Poseo madre y suegra con Alzheimer, o sea que nuestras vidas no son para nada fáciles. Tomo ansiolíticos desde que hace aprox. 3 años comenzaron esos casos en que no sabías que hacer....La comida también baja mi ansiedad en los días en que realmente no sé que hacer....y son muchos en el año. Aumenté 12 kgs y eso conllevó a dolores en las piernas, várices, malestar de columna y espirualmente muy triste, pero debo sonreir por el resto de mi familia pues "DEBEMOS SEGUIR VIVIENDO" a pesar de todo......

    31/12/2009 23:44


  • pepiro

    Buenos Aires

    El stress es una enfermedad de esta época.

    18/12/2009 21:19


  • Nessa

    Entre Ríos

    horrible el stress

    12/12/2009 17:35


  • CATULA

    Buenos Aires

    Ultimamente he tenido y tengo problemas y realmente siento tanta hambre que es incontrolable, y por supuesto he subido de peso, espero que se me resuelvan pronto por favorrrrrrrrrr

    27/11/2009 12:12


  • nonita1948

    Buenos Aires

    A MI EL ESTRES ME PRODUJO UNA SERIE INCOMVEMIENTES EN LA SALUD

    25/11/2009 10:57


  • CORDOBECITA

    Córdoba

    A MI EL ESTRES ME DA HAMBRE,GANAS DE COMERME UNA VACA!!!!CUALQUIER COSA,DULCE O SALADA Y AHI ME DOY CUENTA DE QUE NO TENGO APETITO,SI NO ANSIEDAD,POR LO QUE NO ME SALE COMO QUIERO,POR NERVIOS,POR ANGUSTIA,POR DORMIR POCO Y NADAEN FIN LOS PROBLEMAS QUE UNO TIENE QUE RESOLVER NO SON TAN FACILES COMO DECIR :NO VOY A COMER EN EXCESO,SOLO UN POCO....

    13/11/2009 02:58


  • AnaCla

    Entre Ríos

    Excelente!!! A mí la ansiedad me puede, además duermo poco, pero hago actividad física todos los días, eso sumado a que trato de tener una alimentación saludable, salvo los momentos de ataque me ayudan a estar casi en peso

    12/11/2009 17:12


  • inao5

    Santiago del Estero

    muy buena nota,pero a mi el stres no me da hambre,,mejor....

    12/11/2009 15:48


  • lucmar

    Córdoba

    MUY LINDA LA NOTA ,YO DUERMO MUY POCO ¿sera por eso que engordo'

    25/10/2009 20:32


  • negralinda

    Chubut

    Me encanto la nota, la imprimi y la volveré a leer en cuanto sienta hambre, me da escalofrios de pensar que casi todos los puntos son ciertos y yo cuando estoy sin hacer nada, siento ganas de comer, y casi siempre cosas dulces.- He optado por tener frutas en casa asi si me tiento ataco las frutas!!!!

    25/08/2009 13:44


  • lauratoranzo82

    Córdoba

    jejeje es verdad a mi de nervios me da hambre (todo el tiempo) jejeje

    02/08/2009 22:32


  • maria_elisa_15

    Formosa

    Excelente nota. Solo que a mí me hizo adelgazar el estrés.

    02/08/2009 16:20


  • Meli221

    Córdoba

    Lamentablemente es tan cierto lo de este articulo... uno se enferma de los mas insolito, y no es otra cosa qu el estres del trabajo...

    10/07/2009 11:14


  • lapolaka

    Buenos Aires

    Los médicos dictaminaron STRES POSTRAUMÁTICO CRÓNICO, O BURNOUT, Sindrome del Maestro quemado, la nota sobre el Stres esta muy buena, exelente

    28/12/2008 16:23


  • lapolaka

    Buenos Aires

    SOY DOCENTE, fuí durante 28 años docente de la prov. de bs as.. y 16 años SOLA a cargo de un establecimiento como directora de 3º (portera, docente, secretaria, coordinadora de la cooperadora, cocinera, etc.... ahh y directora ) , estaba el 3-4-2006 en la dirección del colegio, cuando entra un padre de una niña abusada, éste me agrede (no se como) mi mente quedo en blanco, no recuerdo nada, la ART Provincia no se hace cargo dado q no saben si me pego o no, las Juntas médicas de Moreno 401 , dictaminaron burnout, o sindrome del maestro quemado, pero desde mayo de 2007 que la Junta médica se RECTIFICO, y las juntas médicas centrales no se expiden, vendí mi auto, me hicieron paginas, solo poniendo GLADYS BOTIUK en un buscador y dele ENTER, se enterará de mi problema, tengo 3 hijos los mayores dejaron la facultad por atenderme, mi marido perdio el trabajo, tengo que estar acompañada durante 24hs, los abogados laboralistas que visito mi marido con mis hijos le pedian $ 5.000 para arrancar, diciendo q era abandono de persona, pero nada, ahora llegué a los 50 años y 30 de servicios, y me jubilé, pero no es justo , tuve que dejar la escuela siendo todavia Joven y .... q mas les puedo contar... aqui esta mi historia www.gladysbotiuk.9f.com el Inadi, esta trabajando sobre mi caso, fueron los únicos q no nos pidieron dinero. si Uds. me pueden dar una mano, ya no se a quien recurrir... la SRa. presidente me envio una carta, pero nada, el Director Oporto, seguro no sabe nada, el gobernador, tampoco, las inspectoras del distrito de Escobar saben como trabajé no falté en los 28 años, pero parece que eso no cuenta para nada.... desde ya gracias por lo que puedan hacer el Nº de expediente en Juntas médicas es 10E-L-04455/06

    28/12/2008 16:21


  • inespelli48

    Buenos Aires

    Esta nota parece escrita para mi, está muy buena, me anoto en todo lo malo que se hace para sumar kilogramos, vivo hambrienta, parece que la comida ocupa todo mi cerebro, antes de salir para el trabajo, pienso muy bien en no tener hambre y por mas dieta que quiera hacer, siempre me tiento con algo!!

    10/11/2008 22:50


  • lavida

    San Luis

    Es excelente la nota, la variedad en la comida tientan más. Yo estuve muy depresiva y comencé a comer todos los días lo mismo (arroz integral con zapallitos) y además de mantenerme delgada, no sentía tentaciones con otros alimentos. Uno siente que tiene el control de su vida por un ejercicio de la libertad personal: renunciar a la glotonería, nadie me obligó, fué mi elección, además de practicar yoga y caminar.

    04/10/2008 14:57


  • reny

    Corrientes

    la nota esta buenisima,ojala todos pudieramos cumplir aunque sea con el tips de ponerse en movimiento,por experiencia lo digo porque hace diez años que practico aerobic y caminata ,y no me privo de nada en las comidas y tengo el mismo peso de hace 10 años.caminen hace bien

    29/09/2008 23:41


  • ADELYS

    Buenos Aires

    MUY BUENA LA NOTA. ESTA ENTENDIBLE DESDE EL VAMOS PERO... HAY COMO CUESTA PONER EN PRACTICA ESTOS TIPS !!!!!! ASI YO COMA NIVEL SOBRECARGADO PB JAMAS ME SIENTO SATISFECHA, NUNCA SIEMPRE ESTOY MUERTA DE HAMBRE, NUNCA SIENTO SACIEDAD ES REALMENTE UN CALVARIO, GRACIAS IGUAL.

    26/09/2008 22:44


  • elifamo

    Río Negro

    realmente asusta muchas veces situarse frente a un espejo y ver que la imagen reflejada nos disgusta sobremanera, sera tiempo entonces de empezar a poner en practica algunos consejitos y sugerencias de esta nota muy buena......

    18/09/2008 19:44


  • brisa22

    Capital Federal

    Me gustó mucho la nota!!! Me pareció interesante!!! Muy buena información, muy útil!!!
    Es un tema que me preocupa mucho, así que me ayudó a aclarar algunas dudas que tenía al respecto!!!

    09/09/2008 01:03


  • mara50

    Córdoba

    HOLA! LA NOTA ESTA BUENISIMA. ESTOY MUY CONTENTA PORQUE ME AYUDO MUCHO, ES DECIR LA ACABO DE LEER PORQUE SOY MUY NUEVITA EN ESTA PAGINA, PERO APRENDI Y QUIERO SEGUIR APRENDIENDO.
    AH!, LES CUENTO QUE TENGO 50 AÑOS PERO DESDE CHIQUITA LEO LA SELECCIONES PORQUE MI PAPA ES FANATICO, POR LO SERIA, COMPRENSIBLE Y DIDACTICA QUE ES ESTA REVISTA. MUCHAS GRACIAS. Y SEGUIRE LEYENDO...

    03/09/2008 01:24


  • abelardo

    Misiones

    la nota esta muy buena, habría que compementarla con mas ejercicios de autocontrol!

    01/09/2008 19:27


  • larizza51

    Corrientes

    leemos...leemos...leemos, todo está bien y quisieramos sentirnos bien, pero cuando por más que no se coma indebidamente nos traicionan las hormonas y si le sumamos el estrés no receta, dieta y mente que nos pueda hacer perder esos kilitos que nos sobran.
    pero para aquellos que recurren a las golosinas para llenar un vacio mental el artículo puede ayudarlos.

    01/09/2008 14:55


  • floresteia

    Formosa

    El artículo está muy bueno, me interesa mucho éstos temas por sobre todo en éstos tiempos en que vivimos a un ritmo total y cuesta mas alimentarse mejor y sobre todo saber comer bien adecuadamente a nuestra necesidad fisico-corporal.-

    28/08/2008 23:09